Masaje Abhyanga

La palabra abhyanga proviene del sáncrito “abhyanj” y significa olear mediante el uso de aceites vegetales porque son un vehículo de purificación y desintoxicación para el organismo. De todos los órganos sensoriales, el tacto es el más penetrante y está asociado, de manera inseparable, con la mente. Armonía y relajación se combinan durante una sesión de este masaje, consiguiendo el tan necesario equilibrio físico y emocional.
Un masaje abhyanga es una auténtica cura energética que regulariza las funciones físicas y psíquicas restableciendo el bienestar, mediante la armonización del “prana” (energía vital) en todo el organismo, mientras que el aceite esencial penetra a través de la piel y la vuelve más sedosa, lisa y luminosa. Es una cura de belleza que da un aspecto joven y dinámico.
Es excelente para problemas musculares, para incrementar las defensas, para nutrir, fortalecer el cuerpo, para mitigar el dolor, la sequedad y los desórdenes de vata. También es muy beneficioso para la fatiga, el estrés y la depresión. Tonifica la energía vital y los tejidos nerviosos y musculares, modera el proceso de envejecimiento y acelera la eliminación de los productos de desecho y las toxinas. Estimula la circulación y el retorno venoso, aligerando la sensación de pesadez de las piernas.

BENEFICIOS DEL MASAJE ABHYANGA:

  • Retrasa el envejecimiento, elimina la fatiga, induce al sueño, fortalece la piel mejorando su color y textura, incrementa el sistema inmunológico, estimula el sistema glandular del cuerpo, calma las enfermedades provocadas por el desequilibrio de los doshas, ayuda a relajar física y emocionalmente a la persona.
  • Alivia la tensión en la espalda, en el cuello y las articulaciones causada por las malas posturas, esfuerzos y debilidad muscular, así como la rigidez y la tensión muscular. Estimula la circulación sanguínea.
  • Ayuda a eliminar líquidos y toxinas del cuerpo, combate la fatiga y proporciona energía al cuerpo favoreciendo su elasticidad y flexibilidad

El uso de aceites y esencias naturales es imprescindible para devolver al organismo a su equilibrio natural. Tanto es así que, al aceitar a la persona desde los pies hasta la cabeza junto con las maniobras de las manos, el aceite penetra en cada poro de la piel llegando a cada célula del cuerpo para que éstas puedan sanar sesión tras sesión.

SUBIR